Monitoreo y Cumplimiento

Identificación y Detección de Descargas Ilícitas:

El proyecto de Identificación y Detección de Descargas Ilícitas del Estuario consiste en una estrategia sistemática para localizar de manera precisa áreas de alta contaminación a escala de subcuenca o unidad hidrográfica cubriendo toda la cuenca hidrográfica del Estuario. Esto permite implementar estrategias de remediación efectivas como la reparación y limpieza de tuberías. Este proyecto, liderado por el equipo de la Estación Experimental del Recinto Universitario de Mayagüez de la Universidad de Puerto Rico en coordinación directa con la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados de Puerto Rico es único en nuestra isla. Este esfuerzo ha logrado que los cuerpos de agua del Estuario, que por estar en zonas altamente urbanizadas se encontraban en condición crítica, mejoren hasta alcanzar condiciones de moderadas a buenas. Este proyecto es un modelo a seguir y replicar en todas las cuencas hidrográficas a nivel isla y un paso importante en garantizar el bienestar de nuestros recursos de agua y por consiguiente nuestra salud.

La cercanía de nuestros cuerpos de agua a zonas urbanas hace que los ríos y quebradas sean vulnerables a nuestras actividades diarias y que, a su vez, sus condiciones influyan en nuestra calidad de vida. El 76% de las unidades de vivienda de la cuenca del Estuario de la Bahía de San Juan (que abarca gran parte del Área Metropolitana) están ubicadas a menos de 300 metros de un cuerpo de agua. Es por esto que el futuro de este proyecto está en proceso de pasar a manos de las comunidades y voluntarios en toda la cuenca quienes, de la mano del Estuario, se apoderarán de la protección de sus cuerpos de agua y su calidad de vida.
Definiciones:
Una cuenca hidrográfica es un área de captación, definida por la elevación del terreno, donde todas las aguas fluyen hacia un mismo punto. Todos los cuerpos de agua superficiales reciben sus aguas de alguna cuenca hidrográfica.
Una subcuenca hidrográfica es una subdivisión de una cuenca. Es decir, que en una cuenca puede haber varias subcuencas.
Se definen como cualquier descarga al Sistema de Alcantarillado Pluvial que no está completamente compuesta por agua de escorrentía (lluvia), excepto algunas permitidas bajo el Sistema de Eliminación de Descargas Contaminantes (NPDES, por sus siglas en inglés). Una manera simple de identificar una posible descarga ilícita es observando el sistema de drenaje pluvial durante un día seco donde, si observa flujo de agua, significa que está recibiendo una descarga de una fuente no pluvial. Además, si identifica características inusuales como sólidos, color y olores objetables, es indicativo de una posible descarga. Si usted detecta una descarga ilícita puede reportarlo en el sitio en la red del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales o utilizar el Protocolo para someter querellas y realizar denuncias de violaciones ambientales del Estuario, disponible aquí.

Sitio reporte DRNA

Las descargas ilícitas podrían estar relacionadas con:
  • Descargas sanitarias (interconexiones con el sistema sanitario o desbordes)
  • Desbordes de Pozos Sépticos
  • Aguas de lavado de vehículos
  • Derrames de aceite o combustibles
  • Derrames de productos químicos
  • Filtración de aceite, combustible o fluidos de equipos

Descarga de agua que contiene residuos de origen humano y provienen de baños y otros elementos domésticos. Estas aguas están compuestas por sólidos suspendidos (generalmente materia orgánica biodegradable), sólidos sedimentables (principalmente materia inorgánica), nutrientes, (nitrógeno y fósforo) y organismos patógenos.

Actividades:

  • Protección de Tuberías
  • Aceites y grasas
  • Conservación de Agua (enlace AAA)

Salud Ambiental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha determinado que una cuarta parte de las enfermedades globales y un 24% de las muertes a nivel global (28% de las muertes entre niños menores de 5 años) son ocasionadas por factores ambientales modificables.

Aire limpio, un clima estable, agua suficiente y adecuada, servicios sanitarios e higiene, uso seguro de químicos y medicamentos, ambientes laborales seguros, prácticas de agricultura sana, ciudades y ambientes construidos que fomenten la salud y la conservación de la naturaleza son todos prerrequisitos de una buena salud.

La pandemia de COVID-19 es un recordatorio adicional de la delicada relación entre el ser humano y nuestro planeta.

“La erosión continua de espacios naturales, fragmentación de bosques, el calentamiento global y mercados de animales son factores que nos acercan a plantas y animales que portan enfermedades que pasan a los seres humanos (zoonosis). La humanidad está ejerciendo muchas presiones al mundo natural con consecuencias dañinas.” -Ingrid Andersen, Directora Ejecutiva del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.
Definiciones:
La OMS define el ambiente, en lo que a salud respecta, como “todos los factores físicos, químicos y biológicos externos a una persona, y todos los comportamientos relacionados”. El ser humano interactúa con el ambiente constantemente. Estas interacciones afectan la calidad de vida, años de vida saludable vividos y disparidades de salud.
La Salud Ambiental consiste en prevenir o controlar las enfermedades, lesiones e incapacidades relacionadas a la interacción entre las personas y su ambiente. Este concepto involucra la evaluación y control de los factores ambientales que pueden potencialmente afectar la salud. Se enfoca en prevenir enfermedades y crear ambientes que promuevan la salud. Esta definición excluye comportamientos no relacionados al ambiente, al igual que comportamientos relacionados al ambiente social y cultural y la genética.