Red de Bosques Urbanos

Estuario de la Bahía de San Juan

Un estuario es un ecosistema generado por el agua dulce de ríos y quebradas y el contacto con el agua salada del mar. El sistema del Estuario de la Bahía de San Juan es uno complejo de bahías, lagunas, ciénagas, y manglares interconectados por canales. Su cuenca hidrográfica contiene 3,400 acres— extendiéndose por 16.5 millas del litoral del área metropolitana de San Juan y por 8 municipios. El Programa del Estuario de la Bahía de San Juan es una entidad sin fines de lucro que emprende proyectos de manera comprensiva e intersectorial para mejorar la calidad del agua de este importante ecosistema. Su agenda es de importancia nacional al pertenecer al Programa Nacional de Estuarios de los Estados Unidos, creado por la Ley Federal de Aguas Limpias.

Red de Bosques Urbanos

Se distinguen cinco bosques urbanos dentro de la cuenca hidrográfica del Estuario: el Bosque Estatal de San Patricio, Bosque Estatal de Piñones, Parque Nacional Julio Enrique Monagas, el Arboreto Parque Doña Inés y el Parque Luis Muñoz Rivera. Este documento te permite conocer sus características, dimensiones, especies de flora y fauna y el personal encargado de estos espacios. El objetivo de esta herramienta es invitar a los ciudadanos a explorar cada uno de estos bosques y a su vez participar de las actividades que se ofrecerán a través de la Red de Bosques Urbanos. En cada bosque podrás estampar el pasaporte en los espacios provistos, certificando tu visita. Estos certificarán tu participación en las actividades ofrecidas. Te invitamos a coleccionar estas estampas y descubrir los encantos de la Red de Bosques Urbanos del Estuario. Para más información contáctanos al 787-725-8165 o escríbenos a [email protected]

Bosques Urbanos

Los bosques urbanos son áreas naturales en condiciones urbanas. Vienen en diversas formas y tamaños: parques urbanos, calles arboladas, jardines, sistemas ribereños y costeros, corredores verdes, humedales, y reservas naturales. Estos espacios verdes nos ofrecen múltiples beneficios ecosistémicos: mejoran la calidad del agua, ayudan a mitigar inundaciones, mejoran la calidad del aire, aportan a la biodiversidad urbana, proveen materia prima vital (como medicinas, combustibles, y alimentos) son barreras amortiguadoras de luz y sonido, y sus raíces fortalecen la estructura del suelo, entre otros beneficios. La cuenca del Estuario de la Bahía de San Juan está urbanizada a un 67%. Por eso es importante salvaguardar y aportar de manera directa a la integridad ecológica de los parches boscosos remanentes en la cuenca. Los espacios verdes del Área Metropolitana resultan ideales para los siguientes tipos de actividades:
  1. Educación: Su fin es instruir, de manera formal o no formal [recorridos interpretativos, talleres]
  2. Recreación: La diversión u ocio son su eje principal [kayak, escalar, acampar, veredas]
  3. Investigación: Aportan al desarrollo académico de la zona [observación de aves, investigaciones]
  4. Inmersión: Proyectos que insertan a los participantes en actividades recurrentes [contacto verde]

Flora

Almácigo Bursera simaruba
La flora existente en estos bosques urbanos del área metropolitana es de la más diversa en toda la isla. Su conservación es de suma importancia y una de nuestras mejores herramientas para contrarrestar el cambio climático.
Palma real Roystonea borinquena
Cobana Negra Stahlia monosperma
Maga Thespesia grandiflora
Mangle Rojo Rhizophora mangle
Almácigo Bursera simaruba

Aves

Juí Myiarchus antillarum
El estuario alberga un gran número de especies de aves endémicas, nativas y migratorias. Las aves son bioindicadores de la salud de nuestros ecosistemas. Conservando los hábitats del sistema estuarino, aseguramos futuras generaciones de estas especies.
San Pedrito Todus mexicanus
Carpintero Melanerpes portoricencis
Reinita común Coereba flaveola
Golondrina de Cueva Petrochelidon fulva

Fauna

Coquí Eleutherodactylus coqui
Monarca Danaus plexipus
Boa Puertorriqueña Chilabothrus inornatus
Cangrejo violinista Uca Spp.
Siguana Ameiva exsul

Otras especies presentes en nuestros bosques urbanos

¡Se parte de la solución! Únete a nuestros eventos y vive la experiencia.
Aquí encontrarás todo tipo de actividades para realizar tanto como para horas contacto verde, como para voluntariado o simplemente para divertirte aprendiendo y ayudando a las comunidades, y por supuesto a restaurar nuestros cuerpos de agua.

sobre un evento para reservar tu espacio.

Bosque Estatal San Patricio

Co-manejo: Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA); Comunidad Asociada de Caparra Heights Inc (CACHI)​

El Bosque Urbano San Patricio se ubica entre las urbanizaciones Villa Borinquen, Caparra Heights y Borinquen Towers en San Juan. Éste provee hábitats para una amplia biodiversidad de flora y fauna: tanto endémicas, nativas, exóticas y especies en peligro de extinción. En el bosque existe uno de los pocos cerros calizos del área metropolitana, incluido dentro de la zona de protección del estudio del carso. Este bosque es uno de gran importancia para la comunidad, a quienes le debemos su protección como área natural protegida. Se presta para actividades como siembras de permacultura, viveros, siembra de árboles, mantenimiento de veredas, talleres, yoga, ejercicios recreativos, y campamentos.

Notas:

Bosque Estatal de Piñones

Co-manejo: DRNA; Corporación Piñones se Integra (CoPI)

El Bosque Estatal de Piñones representa una tercera parte del remanente de bosques de mangles protegidos en Puerto Rico. Se encuentra en el llano costanero del norte del municipio de Loíza. Representa un hábitat natural para gran diversidad de vida marina y terrestre. A través de su infraestructura de veredas, paseos tablados, áreas para la recreación y esparcimiento espiritual, este bosque ofrece una gran variedad de opciones para su disfrute. Su infraestructura verde contiene, además: playas, bahías, arrecifes, praderas de hierbas marinas, salinas, islotes, una laguna bioluminiscente y dunas.

Notas:

Parque Nacional Julio Enrique Mónagas​

Co-manejo: DRNA; Universidad Interamericana, Recinto Metropolitano

El Parque Nacional Julio Enrique Monagas está ubicado en la zona industrial de Bayamón. Su infraestructura provee oportunidad para observación de aves, realizar investigaciones, conteo de flora y fauna, siembras, recorridos interpretativos e históricos, campamentos de verano, y actividades de scouts. Cuenta con gazebos, columpios, facilidades sanitarias, veredas, parque para niños, miradores y fuentes de agua. Aquí se encuentra el Centro Ambiental Santa Ana, el cual provee programas educativos sobre la apreciación, estudio y conservación del ambiente. Se estableció en 2006 por la visión del Dr. Frank H. Wadsworth, dasónomo de profesión y miembro fundador de la Sociedad de Historia Natural de Puerto Rico.

Notas:

Arboreto Parque Doña Inés

Manejador: Fundación Luis Muñoz Marín (FLMM)
El Parque Doña Inés es un proyecto ecológico inspirado en ideas y apreciaciones de la familia Muñoz-Mendoza, sobre la relación vital del hombre con la naturaleza. Con más de 1,300 plantas sembradas de sobre 250 especies, las colecciones están divididas por el Bosque Borinqueño, el Cinturón de las Palmas, la Catedral de Ceibas, el Bosque Caribeño, Mogotes, la Plazoleta Conmemorativa y un Mirador. Alberga la colección más amplia de plantas amenazadas y en peligro de extinción de Puerto Rico. Se presta para actividades como conteo de aves, recorridos interpretativos, curación de herbarios, mantenimiento de jardines, identificación de árboles nativos y endémicos, creación de veredas.

Notas:

Parque Luis Muñoz Rivera

Manejador: DRNA
El Parque Luis Muñoz Rivera está ubicado en el Barrio Puerta de Tierra en San Juan frente a la Playa del Escambrón. Este Parque sirve de hogar para diversas especies de aves migratorias y endémicas de Puerto Rico. Contiene dos estructuras históricas en sus predios y área adyacente: El Polvorín de San Gerónimo y la Batería del Escambrón. Al extremo oeste se encuentra el Pabellón de La Paz. Sus aceras cuentan con 37 murales de mosaico de vidrio veneciano. Los visitantes del Parque Luis Muñoz Rivera reciben una experiencia estética recreativa con áreas para caminar, contemplar la naturaleza, descansar y disfrutar de pasadías. El Parque ofrece, además, una oportunidad sana y segura para pasar el dia con los niños. Sus áreas de juego, aceras seguras, y merenderos para celebrar actividades están disponibles al público.

Notas: