Siembra en proceso

Proyecto Piloto de Infraestructura Verde Reserva Estuarina Laguna del Condado

Proyecto Piloto de Infraestructura Verde Reserva Estuarina Laguna del Condado

Infraestructura Verde y la Ciudad

La cantidad de área construida aumenta la temperatura ambiental y la cantidad de agua que necesita manejar el alcantarillado pluvial. En áreas abiertas como la Laguna del Condado, el agua de lluvia que no absorbe el terreno, se desliza sobre la superficie llevando consigo partículas de tierra de las zonas expuestas por el constante paso peatonal. Esas partículas llegan al fondo de la Laguna enturbiando sus aguas y afectando la vida acuática, incluyendo los corales.

La infraestructura verde presenta una serie de estrategias que se valen de elementos y procesos naturales para lograr mejorar la calidad del agua, disminuir las temperaturas en entornos urbanizados, servir como defensa natural ante eventos climáticos. Los mangles rojos con sus raíces sirven para disminuir la energía del oleaje y el viento durante eventos de huracanes, previenen inundaciones y la erosión costera. Por lo que la reforestación con mangle resulta vital para la protección humana tierra adentro. También sirven de escondite a nuevas crías de peces para protegerse de depredadores.

Proyecto Piloto

El Proyecto Piloto de Infraestructura Verde en la Laguna del Condado persigue:

  1. Conectar parches discontinuos de mangle rojo (Rizophora mangle) en el lado este de la entrada norte de la Laguna (Ave. Ashford) para que exista una continuidad ecológica entre ellos.
  2. Mitigar la zona de erosión y compactación presente a lo largo del paso peatonal principal desde la Avenida Ashford hasta la Laguna; el particulado que se genera termina en el fondo de la Laguna en forma de sedimentación, afectando la vida acuática.
  3. Reducir el área de compactación y controlar la erosión mediante la reforestación con árboles y especies arbustivas al delimitar el área de paso peatonal con plantas nativas: icacos (Chrysobalanus icaco), uvas playeras (Coccoloba uvifera).
  4. Proveer fuente de alimento e interés a aves, polinizadores (y humanos). Esto ayuda a dar continuidad al esfuerzo de siembra de la Laguna por medio de la polinización y regeneración espontánea de plantas al germinar las semillas que caen sobre el suelo.
  5. Fortalecer la diversidad vegetal y de especies en la Reserva Estuarina de la Laguna del Condado.

El colaborador más importante en nuestros esfuerzos de restauración eres tú.

Para que puedas seguir disfrutando de la Laguna de Condado es importante que:

  1. Te mantengas en el camino para no impactar áreas verdes – para que crezcan las raíces.
  2. No colocar artículos sobre la vegetación – aleja tus artículos de la siembra nueva para que crezca fuerte.
  3. Si vas a botar el agua de tu botella, riega las plantas y descarta la botella adecuadamente.
  4. Estos arbustos albergarán y proporcionarán alimento a nueva vida silvestre y cuidarán del agua de la Laguna y nuestro proyecto de corales (para más información accede aquí).
  5. ¡Cuida de la Reserva Estuarina de la Laguna de Condado! ¡Es de todos!
  6. Ya cuando te hayas ido, recuerda que nuestras actividades pueden generar impactos al sistema del Estuario incluyendo la Laguna del Condado. Si te interesa obtener información adicional y enterarte de cómo puedes ayudar, te invitamos a que te unas a la Red Comunitaria del Estuario, Aquí.