voluntarios

  • Activo el Centro del Estuario

    jueves 2 de marzo de 2017

    El Centro del Estuario fue escenario de múltiples actividades de educación y participación ciudadana durante el mes de febrero.

    El pasado día 6, una veintena de ciudadanos participó del Encuentro de Líderes del Estuario, donde la directora ejecutiva del Programa del Estuario, Brenda Torres Barrero, presentó un nuevo mapa del ecosistema que muestra las zonas de vulnerabilidad dentro de un contexto social, económico y ambiental. Esta herramienta facilitará el desarrollo estratégico de las iniciativas del Programa.

    El grupo conformó el Comité Asesor Ciudadano (CAC) del Programa del Estuario, organismo ideado por el Programa Nacional de Estuarios para integrar a los ciudadanos a las acciones de restauración y enriquecer el plan de trabajo del Programa del Estuario con el conocimiento y experiencias que aporta la ciudadanía. El estuario de la bahía de San Juan es el único tropical dentro del Programa Nacional de Estuarios de Estados Unidos, creado por la Ley de Agua Limpia federal. El Programa del Estuario es una entidad sin fines de lucro que diseña, implanta y da seguimiento a acciones para mejorar la calidad de las aguas y ecosistemas asociados, dentro de la cuenca hidrográfica del Estuario de la Bahía de San Juan. Lo hace con la participación ciudadana y en alianza con los sectores público, privado, científico, académico y comunitario.

    La mayoría de los participantes, en respuestas a un cuestionario, destacaron la labor del Programa en la protección ambiental, particularmente de la calidad de las aguas estuarinas. Lo describieron como “importante y necesario para educarnos y aprender sobre la importancia de los sistemas estuarinos” y como un “programa necesario y vital para educar y concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de nuestros recursos naturales y su protección”.

    Contacto con el estuario

    El Centro del Estuario también recibió a seis participantes del Programa de Discapacidad Intelectual del Centro Transicional de Servicios, adscrito al Departamento de Salud en Bayamón.

    El grupo recibió una charla introductoria sobre el estuario y luego recorrieron partes del ecosistema en la zona del Viejo San Juan. Una de las actividades que más les cautivó fue la observación de aves. Con libros y binoculares en mano, los participantes mostraron entusiasmo cuando lograban identificar en los libros alguna especie de ave avistada en su recorrido.

    También llegaron hasta la comunidad La Perla, donde conocieron sobre microplásticos y los desperdicios que contaminan el mar.

    Estas actividades se sumaron a dos adiestramientos a grupos de voluntarios, uno dirigido a formar portavoces del Programa del Estuario y otro para nuevos participantes del monitoreo mensual de aguas. 

  • Más de 2,000 personas aportaron a la tarea de restaurar el estuario

    29 de enero de 2017

    Fueron más de cien las actividades que el Programa del Estuario de la Bahía de San Juan realizó en 2016 como parte de su misión de mejorar, restaurar y conservar los ecosistemas del estuario de la bahía de San Juan como eje sostenible de desarrollo social y económico.

    Más de 2,000 personas ayudaron en esa labor, desde estudiantes de los distintos niveles escolares, sus padres, maestros, hasta centenares de voluntarios que participaron de recorridos educativos, censos de aves y peces, capturas del pez león, monitoreo de calidad de agua, limpiezas y perfiles de playas, y restauración de dunas.

    De ellos, 500 voluntarios ofrecieron sobre 1,470 horas de servicio recogiendo muestras alrededor de 180 cuerpos de agua en la Isla durante el Día de Monitoreo de Calidad de Agua, que este año se repetirá el 1 de abril. Y 162 voluntarios aportaron al monitoreo mensual de calidad de agua. Diez de ellos recibieron certificaciones.

    Otras 114 personas acudieron a las 12 actividades para medir el perfil de la playa Aviones en Piñones, que permite identificar los cambios en la costa debido a la erosión. Mientras 65 voluntarios instalaron verjas de bambú para retener y aumentar la acumulación de arena en el proyecto de restauración de dunas en el mismo sector en Piñones. Una de estas actividades contó con la colaboración de Banana Boat. Mientras, la empresa Coors hizo posible la creación de un jardín pluvial en la Laguna de Condado.

    Además, 22 voluntarios ayudaron en la captura de peces león, incluyendo miembros del Capitulo Estudiantil de la Sociedad de Ambiente Marino de la UPR en Río Piedras. Y 64 personas, incluyendo niños desde los 8 años, se unieron a las 18 actividades de censos y talleres de observación de aves que organizó el Programa.

    La participación ciudadana y la alianza con los sectores público, privado, científico, académico y comunitario son pilares del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan, entidad sin fines de lucro que diseña, implanta y da seguimiento a acciones para mejorar la calidad de las aguas y ecosistemas asociados, dentro de la cuenca hidrográfica del Estuario de la Bahía de San Juan.

    Estas actividades continuarán en 2017, que además trae nuevos proyectos para seguir formando y apoderando líderes estuarinos. Si aún no lo has hecho, te invitamos a que te suscribas a nuestra lista de voluntarios en estuario.org.

  • Voluntarios se adiestran como portavoces del Programa del Estuario

    miércoles 22 de febrero de 2017

    Ocho voluntarios se adiestraron este miércoles como portavoces del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan. En esa tarea, los nuevos rostros estuarinos asistirán como orientadores en las mesas informativas que el Programa lleva alrededor de la Isla y ofrecerán apoyo al equipo de trabajo en la atención y seguimiento a otros voluntarios y visitantes.

    Durante más de una hora, los participantes conocieron acerca del programa y sus iniciativas para la restauración y conservación de la cuenca hidrográfica del estuario, que se extiende por ocho municipios: San Juan, Guaynabo, Bayamón, Loíza, Toa Baja, Carolina, Cataño y Trujillo Alto.

    "Me interesó ser voluntario porque quiero involucrarme en actividades que sirvan para el desarrollo y la restauración de nuestros ecosistemas", dijo Alejandro, uno de los voluntarios, estudiante de biología en la Universidad de Puerto Rico en Cayey.

    El taller, efectuado en el Centro del Estuario en el Viejo San Juan, estuvo a cargo de la gerente de Participación Ciudadana, Gladys Rivera, quien explicó la importancia del Estuario de la Bahía de San Juan para el ambiente, la economía y la salud pública. Por ejemplo, acentuó que la cuenca hidrográfica cuenta con el 33% del total de mangles de Puerto Rico, tiene más de 300 especies de plantas de humedal y alberga más de 160 especies de aves y más de 120 especies de peces.

    Además, por la bahía de San Juan entra más de 80% de los alimentos y productos que consume el país y más de 1.2 millones de turistas que llegan en crucero cada año. “¿Qué pasaría si nuestra bahía se llena de sedimentos?”, preguntó Rivera al destacar el rol que tiene el Programa del Estuario en procurar la limpieza de las cuencas estuarinas aguas arriba.

    El estuario de la bahía de San Juan es el único tropical dentro del Programa Nacional de Estuarios de Estados Unidos, creado por la Ley de Agua Limpia federal. El Programa del Estuario es una entidad sin fines de lucro que diseña, implanta y da seguimiento a acciones para mejorar la calidad de las aguas y ecosistemas asociados, dentro de la cuenca hidrográfica del Estuario de la Bahía de San Juan. Lo hace con la participación ciudadana y en alianza con los sectores público, privado, científico, académico y comunitario.

    Si interesas unirte como voluntario, accede a http://estuario.org/index.php/recursos/voluntarios2

  • Voluntarios se adiestran para estudiar microplásticos

    14 de abril de 2017

    Voluntarios del Programa del Estuario de la Bahía de San Juan obtuvieron adiestramiento en la utilización de nuevo equipo de medición de microplásticos en el sistema del estuario.  

    Estos voluntarios ya han cumplido con las horas de adiestramiento requeridas para ser parte del programa de monitoreo mensual.  El taller se llevó a cabo el 4 de abril de 2017.

    El nuevo equipo, provisto por el programa de préstamos de equipo de la Agencia federal de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés), permite identificar las características de los microplásticos esparcidos en nuestros cuerpos de agua.

    Los microplásticos son fragmentos de menos de 5 milímetros y se considera que son un contaminante común en ríos y océanos y penetran la cadena alimentaria.

    El nuevo equipo permitirá medir la cantidad y los niveles de toxicidad de estas partículas. El equipo a cargo del Programa del Estuario será utilizado para realizar estas pruebas no solo en la cuenca hidrográfica del estuario, que se extiende por ocho municipios, sino también para el resto de la Isla.

    Los datos que se obtengan de estas pruebas se estudiarán junto a otras muestras tomadas en distintas partes del mundo.